Evaluación de necesidades

De Gtmi

Una evaluación de necesidades es una herramienta importante en planear una respuesta después de que ocurre un desastre. Esto sirve para determinar o responder a las necesidades y brechas entre las condiciones del momento y las condiciones deseadas. Se puede implementar al nivel de individuos, organizaciones o comunidades. Las evaluaciones de necesidades se utilizan en muchos campos aparte de la acción humanitaria.

Puede consultar el inventario de metodologías para evaluaciones sectoriales

Contenido

Implementación de una evaluación de necesidades para desastres

Participación comunitaria

La participación por parte de la comunidad en el diseño e implementación asiste en asegurar que el proceso de evaluación es preciso, permite una rendición de cuentas y es transparente. Alguna técnicas útiles en aumentar la participación en el marco de una evaluación:

Cuando es posible, diseñe el formulario en consulta con la comunidad local, para asegurar que es apropiada en terminos culturales, y que la información que provee alcanza las necesidades de tomadores de decisiones entre los diseñadores de programas de respuesta.

Asegura que el formulario, además de un folleto de antecedentes, está disponible en la idioma local, así para que la población entiende qué información está solicitada y por qué. Asegura que traductores necesarios para la evaluación están disponibles - y que tienen una traducción precisa.

No afana el proceso de consulta con la comunidad en el proceso - hay que dar las comunidad un tiempo adecuado (por lo menos dos días) revisar documentos, formularios, etc., si se espera tener una retroalimentación realista y bien pensada.

Asegura que la comunidad sabe que esperar antes de que la evaluación de necesidades ocurre. Como una parte de la fase de preparación, reune la comunidad para discutir el proceso y sus papel en la respuesta a la desastre en general.

Siempre sigue los costumbres locales. Explica los conceptos con palabras claras y sencillas, evitando terminología humanitaria.

Acuerda los criterios para la recepción de la asistencia en emergencia con la comunidad anterior al desastre, y mantenga estos criterios durante la respuesta.

Planea para tener una transparencia frente a los datos, particularmente listas de beneficiarios, y consulta con las comunidades sobre cómo mejor verificar las listas.

Diseño de las herramientas de evaluación conjuntas

Las herramientas de evaluación conjunta que responden a las necesidades de todas las contrapartes pueden ser complicados diseñar. Puede ser más práctico tener una herramienta de evaluación rápida por Cluster/sector, con una herramienta en común para recoger los datos de base que todos los sectores tienen en común, e.g., tamaño de la población y distribución por sexo/edad y coordenadas geográficas.

Conexión a otra información de evaluaciones

Cuando evaluaciones conjuntas no son posibles, o cuando las contrapartes no tienen voluntad o no pueden compartir los datos, una solución alterna - cuál también permite un banco de datos centralizado - es desarrollar una base de datos 3W de quién hace qué dónde. El objetivo es proveer una lista en dónde se puede buscar evaluaciones completas, o permitir las organizaciones contactarse para completar o triangular su información.

La base de datos podría, por ejemplo, poner en lista que UNICEF había completada una evaluación en WASH en un pueblo el 3 de junio. Las contrapartes en salud queriendo evaluar el mismo pueblo podría contactar UNICEF para tener acceso a su evaluación. Las contrapartes WASH en otros pueblos podrían contactar a UNICEF para comparar su información de evaluaciones. Eventualmente, el objetivo es recoger y archivar todas las evaluaciones en un lugar central, pero mientras tanto, el 3W por lo menos mantiene un registro de la información disponible frente a la emergencia.

Coordinación con las autoridades locales

Se debe considerar cómo y cuando las evaluaciones de necesidades deben ser coordinados con las autoridades locales. No hay una sola respuesta a esta pregunta, dado que el grado de las necesidades de coordinación que deben tomar en cuenta factores específicos del contexto tales como la capacidad existente de las autoridades locales, su voluntad involucrarse en el proceso, y la relación entre las autoridades y la comunidad humanitaria - que puede ser un tema cuando los desastres ocurren en un entorno de emergencia compleja.

La coordinación completa involucra una planeación de evaluaciones de necesidades conjuntas, diseño, ejecución, análisis de datos y compartimiento de información. En algunas situaciones, las autoridades locales pueden tomar control completo de este proceso, con un apoyo por parte de la comunidad humanitaria. En otros casos, la participación puede ser más limitado. Temas para reivsar incluyen la capacidad de las autoridades locales en analizar los datos; la necesidad para información sensible - información tal como de protección - que debe ser manejado con cuidado y discreción; la posibilidad de que las autoridades locales también estarán afectados por el desastres, y por ende no disponible para evaluaciones de necesidades de campo; y la necesidad (y capacidad) pagar viáticos a personal de las autoridades locales, y proveer un apoyo logístico.

Enfocar la recolección de datos

La coordinación de las evaluaciones de necesidades durante las etapas iniciales de situaciones de desastres es frecuentemente sub-óptimo. Como resultado, algunas areas podrían ser evaluados por más que una agencia, y otras no evaluadas. Además, el Cluster apropiado puede no haber sido parte de una evaluación rápidamente organizada, y por ende información clave puede haber sido sobrepasada.

Un acuerdo previo sobre cómo enfocar evaluaciones de necesidades durante una emergencia puede ayudar en remediar esto. En una situación de emergencia ideal, las agencias y las autoridades se juntan para compartir toda la información disponible - incluyendo información de fuentes secundarias tales como los medios e imagenes satelitales - sobre la situación humanitaria probable. Basado en esto, las decisiones deben ser tomadas sobre zonas prioritarias para evaluaciones, y sobre cuál Cluster/sector o grupo multi-sectorial, en dónde.

Por ejemplo, los miembros del Cluster de Salud deben priorizar evaluaciones en zonas en donde la situación de salud se reporta como crítica, y/o en dónde la infraestructura crítica de salud está reportada como dañada, mientras que miembros del Cluster WASH deben ser enviados a zonas más afectadas por el desastre - más cercana al epicentro de un terremoto, por ejemplo, o zonas ya mapeadas como vulnerables durante sesiones de análisis de riesgos.

Tales arreglos, incluyendo detalles básicas sobre dónde y cuando el grupo debe reunirse para llevar a cabo el ejercicio de priorización de evaluaciones, pueden formar una parte del plan total de preparación de evaluaciones de necesidades.

Manejo de la brecha en las expectativas de los beneficiarios

Incluso si una participación efectiva de la comunidad ha sido logrado en el proceso general de evaluaciones, sin embargo puede existir una brecha en las expectativas - la brecha entre lo que espera la población afectada ocurrirá después de la evaluación, y qué ayuda ha sido eviado, y cuando. La brecha puede emergir dada interpretaciones diferentes de los datos de evaluaciones de necesidades, pero es más frecuentemete por culpa de demoras en la disponibilidad de ítemes de ayuda, dificultad en obtener la financiación, u otras restricciones programáticas. Es importante manejar esta brecha si la programación va a ser efectiva, y los derechos de la comunidad van a ser respectados. Planear para cómo se maneja esta brecha debe formar una parte de toda preparación.

La manera más fácil de manejar la brecha en expectativas de beneficiarios es asegurar que la comunidad entiende el propósito de una evaluación de necesidades durante la recolección de datos - sencillamente explicandoles la razón por la evaluación a las autoridades locales, y a los informantes y grupos claves que se entrevista. Los resultados de la evaluación y qué programación de alivio seguirá, y cuando, debe ser comunicado a la población con una visita de seguimiento por parte del equipo de evaluaciones, o a través de un boletín a la comunidad por las autoridades locales, o por la radio u otros medios. Lo más importante es dar retroalimentación a la comunidad afectada en una manera rápida, precisa y transparente - utilizando la idioma local y evitando conceptos y terminologías complejas.

Logística

Planear la logística para una evaluación de necesidades es crítica para poder asegurar que la evaluación puede ser llevado a cabo rápidamente. Requerimientos de transporte para los equipos de evaluación pueden incluir aviones ligeras, helicópteros, barcos y motocicletas tanto como conjuntos de vehículos. Acuerdos con proveedores de transporte locales deben ser preparados anterior a un desastre, incluyendo con actores militares cuando sea necesario - por lo menos teniendo a mano un inventario de transporte local disponible, con números de contacto. La coordinación de requerimientos potenciales de transporte también es vital para la preparación, para minimizar los conflictos entre actores diferentes después de que un desastre llega. Debe ser acrodad quien y en cuál cluster tendrá prioridad en transporte en las misiones iniciales de evaluaciones.

Las comunicaciones también son críticas. Remitir los resultados de las evaluaciones por radio o telefono a un operador central puede aumentar la disponibilidad de datos críticos entre la comunidad humanitaria. Una coordinación central de la información permitirá enfocarse mejor en las evaluaciones - por ejemplo si el equipo WASH encuentra temas serios de salud en un pueblo, puede remitir esto al equipo de evaluaciones de salud, ayudando en priorizar los pueblos que visitan.

Los equipos de evaluaciones también necesitarán equipos - llantas, alimentos y agua si van a estar fuera en condiciones inciertas.

Manejo de los medios

Durante las etapas iniciales de un desastre de gran magnitud, es probable que la comunidad humanitaria estará bajo presión severa de los medios. Los periodistas, quienes no tienen restricciones de logística y seguridad tanto como los actores humanitarios, llegarán primero en la escena, y los reportes iniciales típicamente critican la falta de urgencia en la respuesta humanitaria. Este presión puede provocar que algunas agencias responden sin haber llevado a cabo una evaluación de necesidades correcta, y puede empujar a qué los esfuerzos de alivio concentran en zonas con muchos medios, mientras que necesidades más urgentes podría estar ignoradas.

Para minimizar esta presión, puede ser útil tener periodistas que participan en misiones de evaluaciones de necesidades. Los periodistas así mejor entienden cómo el proceso funciona, y analizarán las necesidades en la zona de la misma manera que el equipo - asegurando que su periodismo apoya el esfuerzo de alivio en lugar de presionarlo.

El periodista no debe participar en entrevistas, particularmente si se recolecta información sensible. Sin embargo podría recibir los resultados.

Recolección de información linea de base

El proceso de evaluciones de necesidades recolecta datos sobre la situación humanitaria después de un desastre. Para que estos datos significan algo, debe ser medido frente a un punto de referencia. Datos de línea de base pueden servir como puntos de referencia para cada indicador que será evaluada. Si datos históricos de calidad existen frente a los indicadores humanitarios en las zonas en riesgo, debe ser utilizado; al contrario, tendrá que recoger una línea de base en la primera oportunidad disponible.

La línea de base puede ayudar en refinar el análisis de riesgos, asistiendo en enfocar el análisis de vulnerabilidad en zonas propensas a desastres.

El primer paso en ejecutar un plan para evaluaciones de necesidades por ende puede ser un esfuerzo concertado en recoger una línea de base para la zona en riesgo, y compartir estos datos entre todos los actores de la respuesta.

Capacitación y simulación entre evaluadores de necesidades

Simulaciones periódicos de evaluaciones de necesidades en situaciones de desastres pueden ser utilizados para mantener un plan para evaluaciones de necesidades frescos en los mentes de las contrapartes, identificando brechas en el plan de preparación.

Los equipos también deben practicar técnicas de recolección de datos, si esto no sea parte de su trabajo diario.

Manejo de evaluaciones de necesidades según ACE

Según el estudio por ACE, el Mapeo de Evaluaciones de Necesidades de Emergencia Claves, se identificó una secuencia de evaluaciones segúna las fases de la emergencia.

Secuencia de Evaluaciones en una Emergencia Humanitaria

Ver también

Enlaces Externos

Herramientas personales